Passeig de Sant Joan 80 — Barcelona Reserves 932 77 64 03 — info@chichalimona.com

Cinco secretos del barrio que quizá no sabías

25 abril 2018

¿Cómo surge el restaurante ChichaLimoná?

El proyecto empezó con un amor verdadero y un amante a largo plazo. Amor verdadero el vermut. El amante, que llegó sigilosamente, el barrio de Paseo San Juan, rico en leyendas y locales tradicionales. Entonces empezamos: Sara y Víctor, al frente del ChichaLimoná, vivían en este barrio. Entre Tetuán y Diagonal, justo en Consell de Cent. Y debajo de casa tenían una vermutería mítica, la bodega del Avi Manel. Un pequeño local, con tres mesas en la terraza y cinco mesas de barril en el interior. Un espacio que desde luego regalaba historia. Indagando, su origen se remonta sobre el 1960 como tienda de vino a granel y ultramarinos que vio cambiar el siglo pasando de un dueño a otro. Siempre manteniendo su esencia: barricas, vinos, destilados, cervezas de autor y un mostrador con tapas. Se rumorea que entre ellos y ya a principios de los dos mil el cantante de Los Salvajes fue uno de los que capitanearon el barco. Manteniendo su historia y salvaguardando el patrimonio bodeguero.

El punto de inflexión fue Mª Àngels. Una médico (sí, delante hay un hospital infantil), quien saliendo de trabajar decidió coger la bodega. De esta manera pensó en combinar su trabajo de médico con el reto de liderar, preservar y mantener la Bodega del Avi Manel. Tras más de 5 años, sonriendo, contando historias y haciendo historias, Mª Àngels vio lo complicado de tener estos dos trabajos. Así que en 2014 colgó el cartel de “se traspasa” en su mítica pizarra de tiza de la entrada. Su intención: buscar quien mantuviera el amor a la bodega y preservara su manera de hacer.

(Fotografía: Luis Miguel Sanchez)

Aquí entraron Sara y Víctor. Observaron el cartel, hablaron con ella y fantasearon una y otra vez con llegar a crear un proyecto similar. Un viaje a Portugal y un par de casualidades hicieron que no fuera este local, sino otro, pero que el homenaje fuera real. Y dieron vida a lo que a día de hoy es nuestra casa. Consolidaron el amor al vermut, manteniendo la tradición empezada en el Avi Manel, a dos esquinas de distancia. En un local diferente pero con la misma esencia. Cuidar el producto y mimar a los clientes.
Y ahora entra el barrio, el gran eterno amante. Tras casi dos años en Paseo San Juan, Sara y Víctor son cada día “més de barri”. Han visto empezar y terminar las obras, consolidarse el carril bici y llegar a nuevos compañeros de viaje. De vermutería de siempre en el barrio ya solo queda una, en Gran Vía con Roger de Flor, y en ella cuelga el cartel de se traspasa.

¿Sabes dónde está la tercera Estatua de la Libertad del mundo?

Se trata de una réplica que se encuentra en la entrada principal de la Biblioteca Arús (Paseo San Juan, 26, dos calles por debajo de la Plaza Tetuán) y fue encargada en 1894 al escultor modernista Manel Fuxà. Seguro que conoces la de Nueva York, pero igual no sabías que también existe una réplica de esta estatua en París, sobre el Sena.

¿Hay un auténtico templo de estilo neoclásico en el barrio y no lo sabías?

Lo encontrarás camuflado entre edificios en Bailén 68, y fue construido en el siglo XIX por los hermanos Masriera. Se dice que se inspiraron en el templo romano de Augusto y que en principio lo construyeron para hacer de él su taller. Después pasaría a ser un teatro y actualmente es la sede de una congregación religiosa. O al menos eso dicen.

¿Sabías que el Paseo San Juan era un centro de cultura y lectura?

Durante el siglo XX en Barcelona, concretamente en 1930, se instalaron los “bancos-biblioteca”, que contenían libros de lectura libre y gratuita, y también se instaló un pabellón donde todos los ciudadanos tenían acceso a la prensa diaria. Desgraciadamente, lo primero se perdió en una remodelación del paseo en 1950, y el pabellón pasó a ser un almacén después de la Guerra Civil.


(Fotografía: Fons Gabriel Casas i Galobardes.)

¿Sabes cuántos restaurantes hay en el barrio?

Según este artículo de El Periódico que hizo recuento el verano pasado, en el barrio hay 45 restaurantes, 12 supermercados, 12 centros de estética, 5 farmacias y 3 quioscos. Además, también contaron 250 mesas al aire libre y las aceras del paseo son las más anchas de todo el Eixample, ya que miden 17 metros. Para pasear plácida y tendidamente.

Así que ya sabes, ahora que te hemos desmontado el barrio ya no tendrás excusa para darte una vuelta tranquilamente cada vez que vengas al Chicha. Porque el Paseo San Juan mola y por mucho que te contemos nosotros, la mejor forma de saberlo es vivirlo en primera persona.


Made with love with WordPress © 2016 Chicha Limoná