Passeig de Sant Joan 80 — Barcelona Reserves 932 77 64 03 — info@chichalimona.com

Pan ecológico en ChichaLimoná

9 octubre 2017

Atención, en las próximas líneas se avecinan momentos nostálgicos, os preguntamos: ¿quién no recuerda el olor a panadería de barrio? ¿Quién no ha sido culpable de que la barra de pan que te mandaban comprar llegara a casa prácticamente por la mitad? ¿O quién no se ha dado de collejas entre hermanos y primos por las puntas?

Estos momentos (además de hacernos sentir mayores) se les suma un pan de calidad como protagonista en la mesa. Que por cierto, a nosotros nos decían que no se podía poner boca abajo porque daba mala suerte. Curiosidad supersticiosa del día.

Producto básico en la alimentación – quizás uno de los primeros alimentos procesados de la historia, junto con el vino o el aceite -, ideal en cualquier forma, para acompañar o como protagonista en el plato… El pan ha formado parte de nuestro día a día, pero, reconozcámoslo, el pan de antes ya no es lo que era: éste se ha sometido a industrias que aumentan la producción pero disminuyen la calidad y las propiedades.

Pan ecológico de La Fabrique en ChichaLimoná

Igual que el vino depende del tipo de uva que se utilice, con el pan pasa lo mismo con el trigo y la harina que intervienen en su proceso de creación. Todo acaba influyendo en el color de la corteza, su sabor único, la textura, el olor y hasta las burbujas que se ven cuando partimos el pan. Cada detalle cuenta para saber distinguir un tipo de pan de otro. Tal y como ocurre con el café de especialidad o el vino natural, ecológico y biodinámico, también afectan en el resultado final el cultivo de las materias primas, la utilización de técnicas más tradicionales junto con algunas más modernas y la producción en general.

En ChichaLimoná, desde que abrimos nuestras puertas, nos preguntamos lo siguiente: ¿qué tipo de pan podemos usar que sea pan de verdad, como el de toda la vida, aquel que llamamos ‘pan pan’? Y encontramos La Fabrique de Poble Sec, un pequeño horno familiar donde utilizan materias primas de proximidad, ingredientes ecológicos y de origen 100% naturales. Hoy hablamos con ellos para que aprendáis más sobre este tipo de pan:

  • ¿Qué os llevó a abrir un horno en Barcelona que recuperase las técnicas originales?

Por puro placer y por hacer algo satisfactorio y enriquecedor para nosotros mismos. Queríamos volver a dar vida y sensación de “barrio” ya que están desapareciendo muchos de esos pequeños comercios, entre ellos, los hornos de toda la vida. Además, después de un tiempo en Barcelona vimos que era muy complicado comer sano y rico en la ciudad. Unimos estos conceptos y creamos La Fabrique, donde prima el amor por lo bien hecho y lo auténtico.

  • ¿Por qué creéis que hemos perdido esta cultura de pan auténtico en casa? ¿Qué es lo que echáis más de menos?

Por un tema de producción, es mucho más fácil y aparentemente menos costoso producir un pan de manera industrial. En vez de utilizar solo harina y agua (un fermento natural como la masa madre es solo harina y agua), se utilizan fermentos industriales y luego mejorantes químicos. Estos ingredientes permiten ganar tiempo de producción, pero bajan mucho la calidad del pan (un pan blanco, insípido y con muy poca corteza).

Seguramente el rechazo del pan negro y el hecho de que el pan blanco sea más económico, de nuevo, por este abaratamiento en los costes, ha hecho que se disparen las ventas de este tipo de pan más industrial. Tal y como se come hoy en día, hay toda una nueva generación que sólo conoce ese tipo de pan y no ha probado nunca uno auténtico.

Aún así, creo que mucha gente ha dado marcha atrás y se ha dado cuenta de la importancia de mantener una alimentación sana y equilibrada, huyendo de este tipo de productos más industriales y nada saludables ni nutritivos.

  • ¿Cómo definiríais al pan ecológico sin necesidad de hablar de porciones de ingredientes ni técnicas? Exprésalo con sentimientos…

Un pan ecológico es un pan hecho sin ayuda de ningún tipo de aditivo y con materias primas de primera calidad y a las que no se les ha añadido ningún tipo de pesticida ni abono.

Quien decide producir un pan ecológico no sólo se preocupa de su salud y de la salud de los demás, también de la fragilidad de nuestro ecosistema ya que es un proceso de elaboración muy delicado en el que cada etapa tiene su importancia y muchos parámetros que influyen a la hora de la elaboración (como el calor, la humedad o el bienestar del propio panadero, por ejemplo). Es un proceso muy lento ya que elaborar un pan solo con masa madre requiere mucha paciencia y dedicación.

El pan ecológico tiene unos valores que poco tienen que ver con los de la sociedad de hoy en día, donde prima el mayor beneficio en el menor tiempo posible. Por eso el pan ecológico es todo un movimiento independiente de los valores de hoy en día, pero tan importantes de mantener.

  • ¿Qué os parece que locales como ChichaLimoná comercialicen y creen propuestas con vuestro pan?

Cada vez hay más consumidores que se preocupan de comprar y consumir productos de primera calidad y gracias a locales como ChichaLimoná esa tendencia se consolida. Para nosotros, colaborar con ChichaLimoná es sinónimo de calidad y una excelente manera de hacernos conocer. Su concepto de restaurante/cafetería con venta de pan permite a los comensales que han disfrutado de unos platos deliciosos acompañados de nuestro pan, puedan comprarlo luego en la tienda y seguir disfrutándolo en su casa.


Made with love with WordPress © 2016 Chicha Limoná